Saltear al contenido principal

Aprender a estar solo

Estar solo es el tema elegido para este podcast , pero no solo si no tienes pareja, hay personas que no soportan no tener planes a corto y largo plazo, es decir que llegue el fin de semana y no tengan amigos con los que quedar. Ir al cine o plantearse hacer un viaje solo, les aterra, vivir solos sin tener a alguien a quien darle las buenas noches o los buenos días les da pánico. Se imaginan como Bridget Jones los peores escenarios, que los encuentre muertos al cabo de varios días, devorados por su perro o por su gato.

En fin ¿sabemos estar solos? El ser humano es por naturaleza sociable pero ¿deberíamos ser educados para aprender a ser felices con nosotros mismos?

Nuestro psicólogo de cabecera, Xavi Savín, nos empieza hablando de la soledad desde el punto de vista antropológico, para nuestros antepasados la soledad era la muerte, sin una tribu que les diera apoyo, no se podía sobrevivir mucho tiempo, por tanto es normal que hayamos heredado ese miedo a la soledad. No se nos educa para aprender a estar solos.

Diferentes tipos de soledad

Existen diferentes tipos de soledad, se trata de una emoción que sentimos en momentos muy diferentes y que tiene unas connotaciones muy diferentes y la estrategia para superar ese miedo, será muy distinta.

Soledad existencial

Una soledad filosófica, una mezcla de duda existencial y qué es lo que nos conecta a los demás. La podemos sentir cuando mueren nuestros padres.

Para poder superarla necesitamos la ayuda de un mentor, ya sea un filósofo, amigo que tiene un discurso más optimista y podemos tener conversaciones enriquecedoras. Buscar aquellos argumentos que hacen que tu vida tenga significado.

Soledad emocional

Cuando proyectas un gran apego a alguien, y parece que no es correspondido. Físicamente no estoy solo, pero me siento solo. Se trata de una relación donde doy mucho pero no recibo, no existe un equilibrio. Puede tratarse de una relación de pareja, pero también familiar, con los hijos, los padres, con amigos o incluso en el trabajo.

Para poder mejorar esta situación, en primer lugar hay que desmontar el error cognitivo, si realmente yo me doy más que los demás ¿qué te hace pensar eso? Poner atención en si los demás te dan, pero tú no te enteras. 

Además de lo anterior, hay que aprender a poner límites, si consideras que la otra persona no te corresponde de igual manera, da menos. No hace falta que te enfades, acepta que no todos somos iguales y valora lo positivo de la otra persona, aunque no sea como tú.

Soledad transitoria

Estás solo y te sientes solo, pero no tiene que ver con tus conductas o actitudes, tiene que ver con una toma de decisiones: cambio de trabajo, de ciudad, de país o tras una ruptura amorosa. 

Tienes que plantearte nuevas estrategias, recuperar o establecer nuevos lazos.

Soledad crónica

Cuando la soledad forma parte de ti, no depende del contexto. Me siento solo.

Es importante ser autocrítico, si a lo largo de tu vida no has sido capaz de mantener relaciones con familiares, amigos o compañeros de trabajo, reflexiona.

Por un lado puede tratarse de personas que no saben poner límites y han sido demasiado buenas con lo que han tenido que poner distancia o por el contrario, personas que no hay quien los aguante, que están instaladas en la crítica y en la queja.

Soledad positiva

Cuando eres capaz de encontrarte contigo mismo. Cuando estando solo te sientes completo. Esta soledad positiva se da cuando la soledad es una opción, sabes que podrías llamar a alguien para quedar, pero prefieres no hacerlo. Has decidido estar solo, estás bien contigo mismo. Este tipo de soledad no supone ningún problema para el individuo, por eso es tan importante aprender a estar solos

La soledad se está convirtiendo en una pandemia en todo el mundo, en Reino Unido y Japón tienen sendos Ministerios, dedicados a combatirla. Para ponerle remedio hay que aprender a aceptar la emoción que nos genera estar solos y poner en práctica las estrategias que os hemos explicado unas líneas más arriba, en función del tipo de soledad.

Desde Carpe Diem Podcast siempre recomendamos que si tenéis algún tipo de problema, lo mejor es acudir a un profesional de la salud mental que os puede ayudar a buscar maneras de reconducir vuestra situación. Puedes contactar con nosotros para recomendar profesionales especializados.

Esta entrada tiene 0 comentarios
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba