Saltear al contenido principal

¿Cómo superar la pereza?

Ya hemos hablado de objetivos, de ilusión, de fortalezas personales… pero por ahí acecha algo que a veces nos secuestra… la pereza ¿Qué es? ¿A qué se debe? ¿Se trata de una debilidad? ¿Podemos combatirla? ¿Qué o quiénes nos dan pereza?

Estrategias para superar la pereza

Una vez más Xavi Savin nos habla de emociones, nos sirven para sobrevivir como individuos y de cómo es de importante identificarlas para saber qué estamos sintiendo y tomando las medidas oportunas. La pereza es una emoción que nos aporta eficiencia, ya que gastamos menos energía.

  • Para empezar deberíamos tener claros nuestros objetivos (recuerda que dedicamos un programa al tema). Objetivos claros y que merezcan la pena.
  • Punto de no retorno, es decir generar una situación que te obligue a seguir con la actividad que te da pereza. Que la conducta vaya por delante del pensamiento. Ejemplos: quedar con alguien para ir al gym (nos comprometemos con otra persona a hacer esa actividad), tener preparada la bolsa deportiva para que a primer hora de la mañana de forma mecánica ya no nos entren las dudas…
  • El método Kaizen. Comienza a realizar cambios. Revoluciona tu vida, realiza todos aquellos cambios que necesitas. No estés esperando encontrar el método perfecto, a medida que vayas implementando cambios, revisa los resultados, quédate con lo que funciona y modifica aquello que no está resultando.
  • El método del minuto. Se trata de dedicarle 5 minutos a la actividad que te da pereza. Una vez transcurrido ese tiempo, seguramente seguirás. Es como un pequeño engaño que le hacemos a nuestra mente, vamos a dedicarle 5 minutos y lo dejo, pero así rompemos esa barrera mental que de entrada nos bloquea.
  • Establecer hábitos. Nos permite dejar de decidir, con lo que ya implementamos esa actividad de forma natural y lo hacemos sin pensar, ya no hay dudas ni frenos.

Pues ya sabes superar la pereza, solo depende de ti. Si todavía tienes alguna duda, o necesitas un empujón, escucha el podcast y por supuesto te invitamos a que compartas con nosotros tus dudas, experiencias o consejos sobre el tema.

Esta entrada tiene 0 comentarios
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba