Saltear al contenido principal

¿Cómo gestionar la silla vacía en Navidad?

Pese al COVID, Navidad sigue siendo una fecha donde nos apetece reunirnos con familia y amigos, celebrar estar juntos y compartir momentos… Pero, también puede ser unos días dolorosos al recordar aquellos que ya no están. En este podcast queremos ayudarte a enfrentarte a una silla vacía en Navidad.

¿Cómo sobrellevar estos días ante una silla vacía en Navidad?

Ya hace semanas que todo nos recuerda que llega la Navidad, anuncios, escaparates, programas de televisión, series… La decoración de calles, centros comerciales y de trabajo, nos martillean con el mensaje de la Navidad. Puede ser que estemos deseando que llegue el 8 de enero, o meternos en la cama hasta que todo pase ¿Cómo podemos gestionar tantos estímulos y tanto recordatorio?

¿Cómo gestionamos las emociones?

Es importante saber en qué fase del duelo estamos, para poder actuar de una forma u otra. En el Carpe Diem Podcast de mañana, te hablaremos de esas fases y cómo puede ayudarte actuar de una forma u otra.

Las fases del duelo

Para poder gestionar nuestras emociones estos días, es importante saber en qué fase del duelo estamos y cómo nos hace sentir:

  • La negación. Actúo como si esto no hubiera pasado. Un clásico guardar toda la ropa o incluso dejar su habitación tal y como la dejó la persona que ha muerto. Recomendación: Solo nos quedamos con algún objeto que nos evoque un bonito recuerdo con esa persona. El resto de cosas, mejor donarlas. De la misma forma, hablar de esa persona con los demás, recordando buenos momentos vividos, nos ayudaría a asumir esa perdida desde otro lugar, más sano y positivo.
  • El enfado. A veces con el muerto, otras con uno mismo y siempre con la persona que nos abre los ojos para salir de esta fase (normalmente el profesional que nos ayuda con el duelo). Recomendación: “Que un ataúd no encierre nunca más de un corazón”. No celebrar la Navidad, no devuelve la vida a la persona que hemos perdido, y en cambio nos sumerge en un estado de rabia y enfado con el resto del mundo que sí la celebra.
  • La tristeza. Una vez pasadas las dos anteriores, puede ser que sintamos tristeza al asumir que esa persona ha muerto. Recomendación: Hacer cosas que solíamos disfrutar a ser posible acompañarnos de familiares o amigos, hacer planes con ellos. Cuesta mucho mantener la tristeza, si no me abandono a ella.
  • La aceptación. Yo soy capaz de reconocer perfectamente, como esto me hace sentir, pero no va a condicionar mi vida. Yo sé que estas Navidades van a ser más duras, pero no voy a dejar de celebrarlas.

El SUPER RETO

Ya que esta persona no está, yo voy a aprender una lección: mi vida no va a ser mejor porque falta esta persona, pero sí le puedo dar un mejor sentido a mi vida. Darnos cuenta de que no somos eternos ¿Llevas la vida que quieres vivir? ¿Qué vas a hacer el resto de tu vida?

Te invitamos a escuchar el podcast dedicad a ¿Cómo gestionar la silla vacía en Navidad? y a que compartas, comentes y lo que consideres sobre el tema. Puedes contactar con nosotros a través de nuestros perfiles sociales o escribiendo un mail.

Esta entrada tiene 0 comentarios
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba