Saltear al contenido principal

¿Qué es el síndrome de burnout?

El síndrome de burnout o del quemado, hace referencia a un desgaste profesional. Una sensación de poca realización personal, que según los expertos afecta al 10% de los trabajadores y, en sus formas más graves, a entre el 2% y el 5%. Por ahora en España no se reconoce como enfermedad, pero a partir de 2022 la OMS la va a reconocer como una enfermedad profesional. Ese cambio dará visibilidad a la dolencia y, al estar vinculado a un problema en el trabajo, podrá facilitar la gestión de bajas e incapacidades.

Síntomas del síndrome de burnout

  • Sentimiento de agotamiento, fracaso e impotencia.
  • Baja autoestima.
  • Poca realización personal.
  • Estado permanente de nerviosismo.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Comportamientos agresivos.
  • Dolor de cabeza.
  • Taquicardia
  • Insomnio.
  • Bajo rendimiento.
  • Absentismo laboral.
  • Aburrimiento.
  • Impaciencia e irritabilidad.
  • Comunicación deficiente.

Posibles causas de padecer el síndrome del burnout

Básicamente se debe al entorno laboral y a las condiciones de trabajo:

  • Altos niveles de estrés.
  • Carga de trabajo poco realista.
  • Poca o excesiva autonomía.
  • Malas relaciones en el trabajo.
  • Ausencia de apoyo en su entorno.
  • Falta de formación para desempeñar las tareas

¿Qué podemos hacer?

Si sufres alguno de los síntomas descritos y crees que sufres el síndrome de burnout, nuestra recomendación es que acudas a un profesional de la salud mental, que pueda diagnosticarlo y ayudarte a gestionarlo. Algunas de las pautas que puede recomendarte son:

  • Aprender a afrontar el estrés. Dotarte de herramientas que te sirvan para detectar aquellas situaciones que provocan dicho estrés y saber gestionar nuestras emociones y reacciones frente a él. 
  • Ajustar las expectativas a la realidad. Ser realistas sobre tus capacidades, puesto de trabajo, responsabilidades o limitaciones.
  • Mejorar la autoestima. Ejercicios prácticos que te ayuden a fortalecer y cuidar tu autoestima. Identificar tus fortalezas. Cambiar tus pensamientos negativos en respuestas racionales. 
  • Trabajar la resiliencia y la asertividad. Poner en práctica la escucha activa y aprender a poner límites. Respetar tus derechos y los de los demás.
  • Hábitos saludables. Alimentación sana, hacer ejercicio y dormir bien, son los tres pilares para una vida saludable (física y mental).

Te recomendamos escuchar el podcast sobre el tema, además a los miembros de Carpe Diem Podcast CLUB, les hemos compartido un cuestionario, para saber si pueden estar sufriendo el síndrome de burnout. Nos gustaría saber tu opinión o experiencia sobre el tema, si crees que tú o alguien de tu entorno está padeciendo este síndrome, escribe un comentario en este post o a través de redes sociales.

Esta entrada tiene 0 comentarios
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba