Saltear al contenido principal

¿Eres una persona vitamina?

Una persona vitamina ve la vida de una forma optimista y positiva. Tener alguna cerca mejora nuestra salud mental y calidad de vida. Es una persona que nos cargan las pilas, que mejora nuestro humor, nuestro estado de ánimo.

No quiere decir que esté todo el día como unas castañuelas, lo que ocurre es que no está instalada en la queja o en el drama, es resolutiva y optimista incluso en las situaciones complicadas o tensas.

¿Cómo actúa una persona vitamina?

  • Para empezar, práctica la escucha activa y es empática con aquello que le estamos contando.
  • Es resolutiva. Te ayuda a buscar soluciones.
  • Es optimista. Te ayuda a ver la parte buena de lo que te está pasando o ver si puedes aprender algo.
  • Tiene sentido del humor. Un humor que se contagia, sin bromas pesadas, ni sarcasmo. Reírse a veces de situaciones complicadas nos ayuda a liberar posibles tensiones.
  • No critica. No se dedica a chismorrear ni estar pendiente de lo que hacen los demás.
  • Vive el presente intensamente. El pasado sirve como trampolín para mejorar en nuestro futuro.

¿Qué nos aporta tener una persona vitamina cerca?

  • Mejora tu estado de ánimo. Divertirte, reírte, tomarte la vida con buen mejor, es bueno para tu salud, así que de entrada nos mejora la calidad de vida y la salud mental, también ayuda a prevenir enfermedades, por tanto tu estado de ánimo saldrá ganando.
  • Te ayuda a ser más resolutivo. Una vez hemos contado nuestros problemas a nuestro amigo o amiga, recrearse en ellos no sirve de nada. Tener a alguien que nos apoye y nos ayude a buscar soluciones o alternativas, al final nos sirve para hacerlo más a menudo, huyendo de dramas y sin instalarnos en la pena.
  • Te ayuda a ser más optimista. Se trata de un cambio de actitud con la que nos enfrentamos a las cosas. Estar con gente optimista, te ayuda a actuar y pensar como ellas. Enfrentarte a los problemas de una forma optimista, te ayudará a encontrar la solución de una forma mucho más proactiva.
  • Mejora tu autoestima. Si eres optimista, proactivo, resolutivo, con un buen estado de ánimo, seguramente serás mucho más flexible con tus errores y con los de los demás, te valorarás mucho más, por tanto seguro que mejora tu autoestima.
  • Finalmente rodearte de gente vitamina, casi con total seguridad hará que seas también una persona vitamina

Si quieres saber ¿Cómo ser una persona vitamina? escucha el podcast donde Xavi Savin, nos cuenta unos ejercicios que podemos poner en práctica de una forma muy sencilla para mejorar nuestra relación con los demás.

Esta entrada tiene 0 comentarios
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba